Volcán Calbuco: «Era la oscuridad total»

El relato de una costera en San Carlos de Bariloche que pasó los momentos más críticos de la erupción del volcán chileno. Cinco horas de oscuridad plena, en viaje por los caminos de ripio con la intención de alejarse de la nube de cenizas. El nerviosismo, la incertidumbre y el miedo ante una situación que no se sabía cómo iba a continuar.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 1

Yamila Sever (26) y su madre, María del Carmen Vera (55), emprendieron un viaje de placer hacia la patagonia argentina. En el transcurso del recorrido tenían planeado llegar a San Carlos de Bariloche, lo que no sabían era que estaban a 110 kilómetros del volcán Calbuco y que haría erupción.

El jueves 23 de abril, en medio de un gran nivel de desinformación, ya que no se sabía con exactitud qué iba a pasar, Yamila y su mamá decidieron evacuar la ciudad y retornar a La Costa. Según habían escuchado en la radio, la ruta estaba «transitable» y eso fue lo que terminó de torcer la balanza para finalmente viajar.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 2
Foto tomada a las 10.30 de la mañana

«A los 20 minutos de haber salido, nos encontramos con que estaba cada vez más oscuro y de repente tipo 10.30 de la mañana se hizo de noche. Había una pared de cenizas que hacía que no se viera nada«, contó la joven de Mar de Ajó al corresponsal de La 99 Radio Noticias.

La odisea continuó. El objetivo era llegar a Piedra del Águila, en la provincia de Neuquén, y poder resguardarse en una estación de servicio. se encontraban a 205 kilómetros de ese punto y debieron viajar durante más de 5 horas para llegar a destino. «Vivimos cinco horas de terro, aseguró Yamila.

Visual de la ruta a la tarde
Visual de la ruta a la tarde

Cenizas en cantidad

En el desarrollo del viaje, la nube de cenizas volcánicas fue en un elemento que invadió hasta el recoveco más pequeño que había, «Teníamos cenizas en el pelo, la ropa, el cuerpo y todo el auto«, aseveró la joven. Asimismo este factor, por la densidad de las partículas, se transformó en un obstáculo para la visualización del camino en pleno trayecto por la ruta.

El parabrisas se oscurecía a medida que se avanzaba y dificultaba aún más la circulación. Pero lo que más peligro ocasionó fue la acumulación de ceniza en el borde de los caminos de montaña. Esto producía que fuera imposible determinar el ancho del sendero que con sólo una mala maniobra podía generar un accidente.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 3
Parabrisas del automóvil

Centenares de personas en la misma situación: con miedo, descompuestos y llorando

Cuando lograron llegar a la estación de servicio se encontraron con «cientos y cientos de autos que estaban en la misma situación» de temor e incertidumbre. Yamila sostuvo que recién en ese instante notó la magnitud de lo que ocurría ya que en la ruta «no se podía ver» cuántos automovilistas circulaban.

Toda la gente decía lo mismo, lo difícil que era conducir en la oscuridad, las cenizas que había y que estaban asustados por semejante situación. «Por los nervios, de no saber que hacer, la gente discutía. Algunos estaban descompuestos, otros lloraban. Los que manejaban tenían la cara desfigurada del nerviosismo«, describió la marajense que vivió las horas más caóticas.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 4

Tras la organización y ante el panorama que se presentaba, la gendarmería se apersonó en el lugar y llevó a cabo una medida que generó seguridad. La propuesta fue que una camioneta de la fuerza, guiara a los transeúntes hasta Picún Leufú, a unos 93 kilómetros de Piedra del Águila.

Todos los vehículos se posicionaron en fila e iniciaron la marcha hasta la segunda parada. Iban a una velocidad promedio de 30 km por hora pero ya no se sentían solos. «Nos aliviamos bastante al empezar a ir todos juntos», aseguró la costera.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 6

Al llegar a Picún Leufú, se «disipó» la caravana de automóviles. La madre e hija prolongaron su andar para aprovechar el tiempo. Ya en ese momento, comenzaron a tener una mejor visual del camino aunque la ceniza las seguía acompañando, aunque ahora como si fuese «neblina».

A partir de ahí, el viaje se hizo más «llevadero» y «tranquilo» pero Yamila sentenció: «Vivimos horas de oscuridad total y terror».

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 7

Finalmente a las 20.52 del 24 de abril, María del Carmen confirmó que habían logrado llegar al Partido de La Costa «sanas y salvas». La odisea de Bariloche a Mar de Ajó duró más de 35 horas y una experiencia que difícilmente sea olvidada.

volcan calbuco bariloche erupcion cenizas 8
Así quedó el vehículo por las cenizas volcánicas

Escuchá el audio de Yamila Sever en el que relata lo sucedido, minutos después de haber pasado las horas más difíciles de la erupción del volcán (ver acá)

Volcán Calbuco: «Era la oscuridad total»