A la UCR local no le cierran los números

La UCR Costera intenta rearmarse de cara un año que parece será movido para los correligionarios. Quien se queda con el sello Cambiemos y si se hace interna son algunas de las preocupaciones que envuelven al partido de Yrigoyen y Alfonsín en el ámbito local.

Claro que no podemos decir que eso es lo único que convulsiona al mundo radical, ya que al parecer la nueva gestión notó que en el comité no cierran los números. «Faltan rendiciones de cuentas, se deben expensas«, tiró caliente un dirigente en el off, sin filtro y a las corridas.

Según dicen los caminantes de la «rosca» las cuentas en la Unión Cívica Radical están en rojo y los tirones entre los que entraron y los que se fueron recién empiezan y hacen volar frases duras hacia la gestión anterior: «Y nos trataban de chorros a nosotros«, parece ser una de las que resuena en los pasillos.

Por otro lado, se informó, la UCR envió cartas a distintos dirigentes pidiendo un pequeño detalle que avala la carta orgánica: «depositar un aporte de su sueldo al partido». Si, el radicalismo tiene la potestad de instar a que esto suceda ya que es su manera de financiarse y así esta establecido. En ese sentido, representantes del espacio y también dirigentes que se desempeñen en la función publica deben aportar y esto no estaría sucediendo.

Radicales en La Costa hay varios, muchos en funciones, algunos que también llevan adelante tareas en otros distritos y sin embargo el contexto económico se asemejaría al del país. Todavía se espera la lluvia de inversiones.

A la UCR local no le cierran los números