Caso Lucía Pérez: la justicia falló que no hubo asesinato ni violación

El caso de dio origen al primer paro nacional de mujeres en 2016 tuvo sentencia hoy. La justicia determinó absolver a Matías Farías (25) y Juan Pablo Offidani (43) que solo fueron condenados por venta de estupefacientes a 8 años de prisión. Mientras que Alejandro Maciel será excarcelado y recuperará la libertad. 

El Tribunal Oral en lo Criminal N°1 absolvió a Matías Farías (25) y Juan Pablo Offidani (43) de los cargos por abuso sexual seguido de la muerte de Lucía Pérez, la adolescente de 16 año que falleció en octubre de 2016.

Por otra parte, decidió condenar a Farías y Offidani ambos hombres a 8 años de prisión por encontrarlos culpables del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por ser en perjuicio de menores de edad y en inmediaciones de un establecimiento educativo“. Además, les impuso el pago de una multa de $135.000.

Alejandro Maciel (61), en tanto, fue absuelto de la acusación de encubrimiento agravado y será excarcelado recién después de verificar que no existen impedimentos a la libertad ajenos a este proceso.

En la sentencia, los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnavale pidieron a la Procuración de la provincia de Buenos Aires que evalúe la actuación de la fiscal María Isabel Sánchez, la que sostuvo qu durante la investigación ante el posible delito de “incumplimiento de los deberes de funcionario público“.

Además, los jueces pidieron a la Procuración que sea investigada la labor de María Isabel Sánchez, la fiscal de instrucción que habló de «empalamiento» en una conferencia de prensa que horrorizó al país, y que luego fue apartada del caso.

EL CASO

De acuerdo a la hipótesis de la fiscalía, la adolescente conoció a Farías y Offidani un día antes de su muerte, el 7 de octubre de 2016, cuando ellos se acercaron a través de una amiga de la Escuela Media 3 local para venderle un cigarrillo de marihuana.

A la mañana siguiente, ambos pasaron a buscar a Lucía por su casa y se fueron hacia la vivienda del primero, en Racedo al 4500, del barrio Alfar, donde habría sido drogada y abusada sexualmente.

Luego, los imputados llevaron a Lucía en una camioneta a la Unidad Sanitaria de Playa Serena, adonde la chica llegó sin signos vitales y los médicos trataron de reanimarla durante 40 minutos.

EL EMPALAMIENTO 

Según la Fiscal Sánchez, la causa de muerte de Lucía, que estremeció al país, había sido por la introducción de un objeto a través del ano que ocasionó un reflejo vaso vagal. Sin embargo la junta médica determinó que la dilatación anal fue producto de «relaciones sexuales no forzadas y que la muerte se produjo por asfixia y altamente probables causas tóxicas«, descartando así la versión del empalamiento.

La fiscal Sánchez le arruinó la justicia a Lucía«, advirtieron los padres de la chica.

Fuente: La Capital de Mar del Plata y Clarín.

Caso Lucía Pérez: la justicia falló que no hubo asesinato ni violación