El presidente decretó el aislamiento obligatorio

El presidente Alberto Fernández se reunió este jueves en la residencia de Olivos a los gobernadores para informarles sobre la batería de medidas adoptadas por el avance del Coronavirus COVID-19 en Argentina, donde ya hay 97 infectados y tres muertos. Tras la cumbre se anunció que se aplica un aislamiento social preventivo y obligatorio en toda la Argentina desde la 0 de este viernes hasta el 31 de marzo.

Respecto a los 14 días de resguardo, el presidente Alberto Fernández recordó que «el tiempo no es caprichoso es el tiempo en el que se manifiesta el virus» y recordó: «Hicimos muchos esfuerzos para que la gente lo comprenda, declarando asuetos administrativos, invitamos a las empresas a hacer lo mismo, promovimos el trabajo de distancia». Sin embargo, apuntó durante la conferencia de prensa posterior a la reunión con los gobernadores que «hay gente que no entiende que no se puede circular por la calle» en el marco de los cuidados por el Coronavirus COVID-19.

Por eso anunció el decretó que entra en vigencia desde primera hora de este viernes donde «nadie puede moverse de su residencia, deben quedarse en su casa» y explicó: «Trataremos que los efectos económicos sean lo menos dañinos posibles. Es una semana corta, tiene dos feriados. Hemos adelantado el feriado del 2 de Abril para el 31 de marzo y el 30 de marzo lo declaramos feriado puente para que tengamos la oportunidad de quedarnos en nuestras casas».

En el marco de la nueva medida por el coronavirus, Alberto Fernández aclaró: «Obviamente hay situaciones permitidas. Deberán permanecer en sus casas y podrán salir para hacer lo necesario para su vida, van a tener los negocios de cercanía abiertos: supermercados, almacenes, ferreterías, farmacias, pero entiéndase bien que a partir de la hora 0 Prefectura, Gendarmería, la Policía Federal y las provinciales controlarán quién circula por las calles y quien no lo pueda justifica,r se someterá a lo que el Código Penal prevé».

En ese sentido, insistió: «Vamos a ser absolutamente inflexibles, es una medida excepcional que dictamos en un momento excepcional dentro de lo que la Constitución permite». En ese sentido, agregó: «Me voy a poner al frente para realizar lo que nos hemos propuesto, que es evitar que le ritmo del contagio se acelere de tal modo que el sistema de salud lo pueda contener».

También aclaró que están exceptuados: «Quienes trabajamos en los gobiernos nacional, provinciales y municipales en los niveles de conducción, los que trabajan en sanidad, fuerzas de seguridad y armadas, también los que trabajan en producción de alimentos, fármacos y otras actividades como el petroleo, refirnería de naftas y gasoil».

«Le he pedido a los gobernadores la máxima severidad», indicó e insistió: «Vamos a ser muy severos porque la democracia nos lo exige el primer deber de un gobernarte es cuidar la integridad de aquellos a los que gobierna», expresó Alberto Fernández en la conferencia por las nuevas medidas contra el coronavorus. «También hemos conseguido formar un gabinete federal», reveló en función del grupo destinados a coordinar políticas de contención de la pandemia en lo referente a la salud pero también a los efectos en a economía. También prometió medidas para ayudar a monotributistas y trabajadores ubicados en la informalidad.

Fuente Minuto Uno

El presidente decretó el aislamiento obligatorio

Comments (0)