268 marchas, un solo pedido, “justicia”

      Comentarios desactivados en 268 marchas, un solo pedido, “justicia”


Todos los jueves un puñado de personas camina por las calles de Santa Teresita. Llevan un solo reclamo, justicia.

El 25 de octubre de 2001 a las 8, Jerez salió de su casa en su automóvil Ford Fiesta gris, levantó dos pedidos para Arcor y estacionó de contramano sobre Diagonal 23 entre 3 y 4 para cobrar una deuda en un local. Al salir de allí se encontró con un hombre joven con el que conversó y que, según testigos, es Alejandro Muñoz, directivo de la empresa Comprar S.R.L. y uno de los imputados por el fiscal de encubrir el crimen.
Poco después, Jerez se subió a su auto, esperó alrededor de una hora y detrás de su vehículo se estacionó otro, un Renault Laguna con dos hombres a bordo, y nunca más se supo de él.
A casi siete años de iniciada la investigación, sin perjuicio de que el cuerpo de Jerez nunca ha sido hallado, existen bastantes indicios para tener por acreditado que el mismo ha sido víctima de una privación ilegal de la libertad calificada por homicidio resultante, afirmó el fiscal en la resolución en la que ordenó las indagatorias.
Hoy sus familiares, amigos y vecinos siguen recalamando justicia. Todos los jueves.