Roban la casa del abogado de la UOCRA, su hijo estaba dentro

      Comentarios desactivados en Roban la casa del abogado de la UOCRA, su hijo estaba dentro

Hace apenas unos días el Dr. Ariel Dot y su familia se radicaron en San Bernardo. Alquilaron un dúplex en la calle La Rioja 2632. Dot esta trabajando como abogado de la UOCTA La Costa desde hace cinco años y se siente un costero más. Como tantos otros llegaron buscando una mejor calidad de vida. Sin embargo la tarde del jueves marcó a fuego a uno de sus hijos de tan solo 12 años de edad. El chico jugaba en su habitación con la computadora, Dot trabajaba fuera de casa y su esposa salio a llevar a la terminal a otro de sus hijos que estudia en la facultad de La Plata. Eran las seis y media de la tarde y un ruido tremendo estremeció al niño que jugaba. Es que el, o los delincuentes, que ingresaron a la vivienda habían emprendido a los golpes la puerta que da al patio de la casa. La casa tiene rejas en todas las puertas y ventanas, pero la del patio había quedado abierta ya que en la casa estaba el chico. Una vez dentro de la vivienda los delincuentes comenzaron a dar vuelta todo en busca de dinero, revisaron la planta baja robando todo objeto de valor posible. En busca del dinero continuaron por el primer piso revisando dos de las tres habitaciones que tiene la vivienda. Mientras tanto, el chico apagó la luz y se escondió en el último cuarto. Allí aterrado imaginaba que les diría a los delincuentes cuando lo descubrieran. “No me lastimen” imaginaba decir. Aterrado agudizaba la escucha esperando el momento de ser descubierto. Los delincuentes encontraron en la habitación matrimonial lo anhelado. Se alzaron con el efectivo que estaba dentro de una caja de seguridad en el dormitorio. Con el botín en sus manos huyeron rápidamente. El niño aguardo un rato, en silencio, casi sin respirar para no ser descubierto, aterrado. Decidió salir, gano la calle y allí una mujer, que lo vio llorando, lo ayudo a llamar a los padres y luego a la policía.
Lo material puede que sea importante, pero nada hará recuperar a la familia Dot esa tranquilidad y seguridad tan buscada.
Según fuentes consultadas los delincuentes robaron dos computadoras personales, una Playstation II, algunos otros elementos de la casa y una fuerte cantidad de dinero en efectivo.
La policía pudo recoger huellas de los delincuentes en la casa y ahora investiga el hecho.
La pregunta que se repite la familia permanentemente es “¿qué podría haber pasado si el chico era descubierto?”. No existe una respuesta. Pero si se animan a conjeturar “esperemos que no entren por una puerta y salgan por la otra. Así pasa generalmente en estos casos.”