RECUPERARÁN TIERRAS PARA LA PRODUCCIÓN EN LA CUENCA DEL RIO SALADO

      Comentarios desactivados en RECUPERARÁN TIERRAS PARA LA PRODUCCIÓN EN LA CUENCA DEL RIO SALADO

Una suma aproximada a los 25 millones de dólares al año es el cálculo que en la cartera de Infraestructura bonaerense que conduce Cristina Álvarez Rodríguez, estiman que aportará a la economía provincial las tierras que se recuperarán para la producción agropecuaria con la obra en la cuenca del río Salado anunciada semanas atrás por la presidenta de la Nación, Cristina Fernández.
El emprendimiento servirá para aumentar la capacidad de conducción de ese curso de agua en los 111 kilómetros comprendidos entre el arroyo Los Poronguitos y la Laguna Las Flores Grande, en los distritos de General Belgrano, San Miguel del Monte, Chascomús y General Paz, que forma parte el Plan Maestro Integral de la Cuenca del Río Salado.
La iniciativa anunciada prevé la remoción de 43 millones de metros cúbicos de tierra del lecho y márgenes del curso, que serán usados para elevar la cota de inundación de la zona aledaña al mismo, afectada por las inundaciones de los años 2000, 2001 y 2002; y recuperarla para la producción, que en esa zona concentra principalmente tareas de invernada del sector ganadero.
Para llegar a la cifra mencionada los técnicos de la Dirección de Saneamiento y Obras Hidráulicas (DIPSOH) bonaerense, estiman la rentabilidad potencial y el rendimiento que para el sector agropecuario aportarán las tierras que recobrarán su capacidad productiva, como así también el valor ambiental, de mejora de la tierra; y la significativa disminución del período de permanencia de inundación.
Según el titular de esa dependencia, Daniel Corolli, la importancia de la obra “no radica sólo en los aportes económicos netos que la zona hará a la economía provincial”, sino en que además supone “dotar de continuidad al mega proyecto que es el Plan Maestro”.
En ese sentido, se supo que con el relleno que se hará con la tierra proveniente de la excavación del curso, se recuperarán directamente unas 2500 hectáreas, que servirán para incrementar la producción agropecuaria en la zona en una suma que puede oscilar entre los 400 y los 500 mil dólares al año.
En un análisis más detallado los profesionales de la DIPSOH además sostienen que la ejecución de la obra “alcanzará un área de saneamiento del orden de las 500 mil hectáreas”, logrando de ese modo estabilizar la producción en zonas que hasta hoy presentan ciclos irregulares.
Ese hecho permitirá incrementar la productividad de toda el área en cuestión, que potencialmente puede alcanzar “un rendimiento del orden de los 25 millones de dólares al año”, aseguraron los técnicos bonaerenses.
Tras la ejecución anunciada por la presidenta, Cristina Fernández, “se podrá continuar con las obras en la cuenca inferior y media del río, y avanzar en la recuperación de ocho millones de hectáreas, de un total de diecisiete millones, en donde se obtiene casi el 30 por ciento de los granos y carne que produce el país”, explicó Corolli.
Los profesionales que intervienen en el proyecto aseguraron además que la excavación y disposición de los suelos planificada, sin costos de mantenimiento posteriores, respetará los humedales existentes y la biodiversidad, sin generar alteraciones importantes al paisaje de llanura existente.