La Provincia podría tener un feriado el 20 de noviembre

      Comentarios desactivados en La Provincia podría tener un feriado el 20 de noviembre
Seguramente no será este año, porque quizá no se llegue a tiempo para sancionar la ley, pero el 20 de noviembre de 2009 sería feriado provincial en conmemoración de la Batalla de la Vuelta de Obligado, día de la Soberanía Nacional. Así lo establece un proyecto de ley de la diputada Patricia Rocca que espera el despacho de la Comisión de Asuntos Culturales de la Cámara baja bonaerense y que, de prosperar su sanción convertiría a los días 20 de noviembre de cada año en feriado provincial, no laborable. “El propósito de esta conmemoración es contribuir a fortalecer el espíritu nacional de los argentinos y recordar que la Patria se hizo con coraje y heroísmo”, destacó la diputada Rocca. En el mismo sentido, la legisladora agregó que “la fecha de la batalla que derivó en el día de la Soberanía Nacional, no puede ser recordada únicamente con una declaración, sino, como toda importante fecha patriótica, debe ser considerada feriado. Un día que nos permita reflexionar, sin actividad pública, sobre lo que significó la batalla, lo que se reafirmó mediante ella y sobre lo que día a día debemos confirmar: esa soberanía que a esos hombres, el 20 de noviembre de 1845 tanto les costó conseguir”, enfatizó Rocca.

La Historia
El 20 de noviembre de 1845 se produjo la Batalla de Vuelta de Obligado y a pedido del historiador José María Rosa se instauró por una ley nacional como Día de la Soberanía Nacional. El contexto político interno de la época era muy complejo y con profundas divisiones que propiciaron un nuevo intento de Francia e Inglaterra por colonizar algunas regiones de nuestro país. Gobernaba Juan Manuel de Rosas, lo apoyaba José de San Martín desde su exilio y el país manifestaba su deseo de seguir siendo una nación libre y no una colonia extranjera. Los invasores pretendían ingresar por el Paraná y el gobierno argentino preparó la resistencia en Vuelta de Obligado, cercano a San Pedro, a cargo de Lucio Mansilla. Las fuerzas enemigas superaban ampliamente en número y armamento a las argentinas por lo que tras 7 horas de lucha fueron desplazadas. Sin embargo, aunque pudo franquear el paso hacia el Paraná, el enemigo no pudo ocupar las costas por lo cual su victoria no fue completa y se vigorizó el espíritu nacional para defender la soberanía. Muchos argentinos murieron defendiendo a su patria con un concepto muy claro de soberanía: que el invasor vuelva a su lugar porque esta tierra es nuestra y de nuestros descendientes. El notable espíritu de resistencia manifestado en Vuelta de Obligado terminó de ratificar la condición de nación libre e independiente de la Argentina, por cuanto aún quienes no simpatizaban con Rosas cayeron en la cuenta de que dejarse conquistar por fuerzas extranjeras no era una salida, y que el pueblo no iba a dejar que ello ocurriera.