Viviana Zubiaurre aclara sobre la resolución de Escoda en el caso Jerez

      Comentarios desactivados en Viviana Zubiaurre aclara sobre la resolución de Escoda en el caso Jerez

“El fiscal no solicitó juicio abreviado, es un derecho que tienen los imputados” El fiscal Diego Escoda le aclaró a la esposa de Darío Jerez que no solicitó “juicio abreviado” para la causa, como había trascendido. El pedido fue de elevación a juicio oral, con la solicitud de penas para siete imputados.
Viviana Zubiaurre dijo a Pionero que la tomó por sorpresa el trascendido acerca de un supuesto pedido de juicio abreviado y que demoró unas horas en hablar con el fiscal ya que estaba en horario de trabajo. “En realidad yo ni siquiera sé que significa juicio abreviado, pero de esto nunca habíamos hablado con el fiscal”, señaló.
“Cuando me enteré yo estaba en el Jardín, cuando salí hablé con el fiscal y él me dice que no solicitó juicio abreviado, él lo que solicita es la elevación de la causa a juicio oral, pero que es un derecho que tienen los imputados solicitarlo, queda a decisión de ellos si lo piden o no”, aclaró.
El juicio abreviado es un trato entre el fiscal y el acusado por el cual se evita el juicio oral: el acusado confiesa, pacta una pena con el fiscal y, si los jueces del caso están de acuerdo, todo se resuelve rápido, y por escrito, en una oficina. Establecido en 1997 a través de una reforma al Código Procesal Penal, el juicio abreviado en realidad es una vía que evita la concreción de un juicio oral y público y tiene como base el acuerdo que se realiza entre un fiscal y la parte imputada de cometer un delito.
En este caso no habría ninguna decisión tomada. Los acusados pueden pedir juicio abreviado y también pueden no hacerlo. Y también pueden pedirlo y no obtener el acuerdo del fiscal, o posteriormente, del tribunal.
“Por supuesto que el hecho de solicitarlo es declararse culpable de antemano –remarcó Zubiaurre- así que es una decisión de ellos (los acusados) tomarla o dejarla, o ir a juicio oral como se ha solicitado”.

fuente: diario pionero