Dolores: una mujer irá a juicio imputada de “Encubrimiento agravado por la gravedad del delito precedente”

      Comentarios desactivados en Dolores: una mujer irá a juicio imputada de “Encubrimiento agravado por la gravedad del delito precedente”

(Compromiso-Dolores)Habría ocultado y hecho desaparecer el arma que utilizó una persona en una tentativa de homicidio en un bar de San Bernardo, donde además había herido gravemente a otra.

Al desestimar Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal de Dolores el recurso interpuesto por la defensa, una joven afrontará juicio oral por encubrimiento agravado, ya que luego de perpetrados los hechos se habría llevado consigo el arma utilizada por el autor de un homicidio en tentativa y lesiones graves.
Según consignan las actuaciones judiciales, en horas de la noche del 4 de noviembre de 2009, una mujer que se encontraba en el Bar “Los Amigos” de la localidad de San Bernardo, ocultó un arma de fuego tipo revolver que había sido utilizada por una persona de apellido Guzmán, para perpetrar en ese lugar los delitos de “Homicidio Simple en grado de Tentativa, en concurso real con lesiones Gravísimas, ambos en concurso ideal con Portación de Arma de Fuego de uso civil sin la debida autorización”.
Este individuo está imputado de haber disparado con intenciones de matar a Salvador Raúl Medina y de haber herido a Carlos Javier Carreras, causándole a éste último lesiones de carácter gravísimo.
La Juez de Garantías Dra. Mariana Irianni había negado en su oportunidad el sobreseimiento pedido por el Defensor oficial en favor de la mujer procesada, disponiendo la elevación de la causa a juicio, resolución que fue entonces apelada ante la Cámaras Penal.
Pero los jueces de Cámara con los mismos elementos valorados por la Juez de Garantías, arribaron a la sincera convicción de la probable participación de la imputada en el hecho que se le enrostra, destacando entre ellos el testimonio de uno de los propietarios del Bar, quien dijo haber escuchado ruidos y un grito proveniente de la parte delantera del comercio, haber visto cuando un grupo de gente corría hacía la puerta, y escuchado dos o tres disparos de arma de fuego, observando cuando “Seba” Guzmán se quería ir del local, ante lo cual había intervenido su socio para que no se fugara. Refirió este testigo quiénes estaban cerca del Pool donde comenzaron los disturbios, y que se había enterado que el arma utilizada se la había llevado una chica apodada “Piru”, la que resultaba ser amiga del autor de los disparos y que había llegado al comercio en compañía del mismo.
Precisamente el socio del anterior, fue quien relató los pormenores de la reyerta, indicando que había puesto un pie por delante del arma para evitar que Guzmán la tomara nuevamente, observando que la misma era tomada por Gabriela Astudillo, apodada “La Piru”, quien con el arma en su poder había salido inmediatamente del local, perdiéndola de vista y no volviéndola a ver, como tampoco el arma.
Por ello y considerando los magistrados que la elevación a juicio dispuesta por el Juzgado de Garantías se ajustaba a derecho, resolvieron desestimar el recurso de apelación interpuesto y elevar a juicio la causa que se le sigue a Gabriela Ríos Astudillo, en orden al delito de Encubrimiento agravado por la gravedad del delito precedente.