Primera purga policial en la gestión Casal: 246 echados

      Comentarios desactivados en Primera purga policial en la gestión Casal: 246 echados

El ministro exoneró a efectivos que estaban investigados por presunta comisión de delitos

En los casi dos meses de gestión que lleva al frente del ministerio de Justicia y Seguridad de la Provincia, Ricardo Casal adoptó una serie de medidas tendientes a incrementar la cantidad de efectivos policiales que realizan actividades vinculadas a la prevención del delito. Y ayer volvió a tomar medidas vinculadas al personal de la fuerza, esta vez para echar de la fuerza a 246 efectivos.
Se trata de la primera purga que Casal impulsa desde que se hizo cargo del fusionado ministerio de Justicia y Seguridad, similar a las que en varias ocasiones resolvieron sus antecesores León Arslanián y Carlos Stornelli.
Estos 246 policías que fueron echados de la Policía provincial se encontraban con sumarios administrativos o involucrados en causas judiciales por la posible comisión de delitos.
La medida alcanza, en efecto, a funcionarios policiales de distintas dependencias, sumariados y con procesos judiciales al estar investigados por la presunta comisión de delitos; situaciones en que se fundó la decisión de separarlos definitivamente de la fuerza, según se informó oficialmente.
“La sanción impuesta a estos agentes implica la separación definitiva de la fuerza, la pérdida de todos los beneficios inherentes al cargo y la prohibición para volver a desempeñarse en cargos públicos”, explicó Casal.
Fuentes de la cartera de Justicia y Seguridad detallaron que Casal tomó la medida tras resoluciones adoptadas por Asuntos Internos, que llevaba adelante los expedientes administrativos en los que estaban involucrados los efectivos policiales.
Según trascendió, entre los echados de la fuerza se encuentra un policía acusado de homicidio agravado y otros procesados por robos, extorsión y enriquecimiento ilícito, entre otros delitos. Además fue exonerado un policía que vendió una moto que tenía pedido de secuestro y un gran porcentaje estaba sumariado por hacer abandono del servicio.
Pero la decisión de Casal podría abarcar en los próximos días a otros efectivos que también están siendo investigados por Asuntos Internos, de acuerdo a lo anticipado por voceros del ministerio.