El grupo Autovía del Mar se hizo cargo de la concesión del Sistema Vial de la Costa Atlántica

      Comentarios desactivados en El grupo Autovía del Mar se hizo cargo de la concesión del Sistema Vial de la Costa Atlántica
El circuito con una extensión de 1.150 kilómetros -25% más que el  actual- permite el acceso a más de 50 de las principales localidades balnearias del país. El nuevo concesionario deberá construir, mantener,  ampliar, y administrar el sistema por 30 años. La inversión anual que deberá desembolsar se estimó en más de 300 millones de pesos y las casi 60 obras que se prevén ejecutar, demandarán una inversión total de más de 8.000 millones de pesos, de los cuales más 2.400 millones serán aplicados en los primeros ocho años.
El gobierno de la provincia de Buenos Aires traspasó el último jueves al grupo Autovía del Mar conformado por las empresas Benito Roggio, Helport y Esuco la concesión por 30 años del nuevo sistema vial integrado de la costa atlántica bonaerense que se extiende a lo largo de 1.150 kilómetros e incluye las rutas 2,11, 36, 63, 56,74 y otras vinculadas a esos caminos.
Durante un acto que tuvo lugar en la sede central del Banco Provincia en la ciudad de Buenos Aires, la ministra de infraestructura, Cristina Alvarez Rodríguez, rubricó la documentación por la que a partir de las 0 horas del 1º de julio,  el grupo empresario se hizo cargo de la construcción, mantenimiento, ampliación, administración y explotación de esa red vial que permite acceder a más de 50 de las principales localidades balnearias del país.
“Sin duda es un día trascendente porque estamos poniendo en marcha uno de los más importante proyectos que desarrollamos junto al Gobernador Scioli en esta gestión, y tiene  que ver fundamentalmente con planificar el futuro, es decir saber que  vamos a hacer para los próximos 30 o 50 años”, sostuvo la ministra de Infraestructura y agregó que “desde 2003 hubo un crecimiento económico sostenido como nunca en la historia del país, lo que posibilitó entre otras cosas, un incremento sustantivo del parque automotor”“Estas obras, continuó, contribuirán decididamente a acrecentar la seguridad vial, el progreso y el desarrollo urbano, porque con los trabajos que se van a encarar apuntamos a tener las mejores y más confiables carreteras”.
Como se informara el consorcio integrado por las empresas  Benito Roggio, Helport y Esuco, que opera como Autovía del Mar, ofertó $ 24,62 más IVA, considerado ese como el menor costo de peaje en la estación de Samborombón por debajo del tope oficial estipulado en $ 29,65  más IVA por lo que resultó adjudicatario, tras haber cumplimentado una serie condiciones exigidas en el pliego de bases que una comisión de técnicos analizó. Ese monto será aplicado recién a partir del sexto año de concesión.
La licitación se instrumentó a través de una ley provincial por el sistema de doble apertura de sobres donde originalmente se habían presentado cuatro consorcios.
El circuito que estaba concesionado por las empresas Covisur (ruta 2) y Caminos del Atlántico (ruta 11) tendrá ahora una extensión de un 25% más y alcanzará alrededor de 1.150 kilómetros.
Inversiones
La inversión anual que deberá desembolsar la empresa concesionaria se estimó en más de 300 millones de pesos y las casi 60 obras que se prevén construir a lo largo de todo el circuito, demandarán un desembolso del orden de los  8.000 millones de pesos, de los cuales más  2.400 millones serán aplicados en los primeros ocho años de concesión.
Obras
El plan vial de obras de la concesión unificada, incluye además importantes mejoras en los municipios que abarca el sistema.
Entre los principales emprendimientos previstos en los primeros cinco años se encuentran la construcción de rotondas de acceso a Costa del Este, Aguas Verdes, La Lucila, y Nueva Atlantis. También la ejecución de una colectora entre la rotonda de Mar de Ajó y la Avda. Pueyrredón.
Otros trabajos que se encararan en la etapa inicial serán la ejecución de una segunda calzada en la ruta 11 desde General Conesa hasta San Clemente, la construcción de banquinas pavimentadas a lo largo de esa ruta, la reparación de puentes  y la restauración de toda la señalización del sistema integrado.
En la segunda fase a partir del sexto año de concesión se encarará la segunda calzada de la ruta 56 entre General Conesa y General Madariaga, entre otros emprendimientos.
En cuanto al peaje, se remarcó que no se agregará ninguna cabina de cobro a las que existen en la actualidad en todo el sistema.