Lo mordió una yarará y se salvó de milagro

Un hombre de 40 años fue mordido por una serpiente en San Clemente y estuvo cerca de la muerte por la falta de suero antiofídico.

Según comentó un familiar, Alejandro Reynoso tuvo un problema con el auto con el cual regresaba junto a su mujer a Buenos Aires tras pasar unos días en La Costa y una grúa los acercó hasta la estación de servicio que está en el ingreso a San Clemente. Más tarde mientras trataba de arreglar el problema en el auto apareció el animal y cuando el hombre lo quiso alejar le mordió la mano izquierda.

En un primer momento el hombre fue trasladado al hospital de San Clemente pero como no contaban con suero antiofídico fue llevado al nosocomio de Mar de Ajó donde tampoco tenían el antídoto y el paciente estaba empeorando.

Finalmente el suero fue obtenido en Mundo Marino y tras pasar la noche en terapia intensiva, muy grave, el paciente logró sobrevivir.
Realmente fue un milagro porque había pasado mucho tiempo hasta que recibió el suero

Una vez estabilizado y fuera de peligro, Reynoso fue trasladado nuevamente a San Clemente donde culminará su recuperación, indicó el Dr. Julio Doelia, director médico del hospital de Mar de Ajó.

El Dr. Miguel Corti, Director de zoonosis de la Municipalidad de La Costa, le explicó a MDA Noticias que la yarará como la falsa yarará son fauna autóctona de la zona y en ese sentido se intenta mantener el pasto corto, utilización de botas o guantes fuertes en el caso de quienes trabajan.

La falsa yarará no es venenosa a pesar de que puede llegar a morder, aclaró. En cambio, la yarará verdadera tiene dos tipos de ataque, uno de advertencia con una dosis de veneno menor y otro que es con el cual mata a sus presas para alimentarse. Las diferencias en cuanto al aspecto entre estas dos especies son muy sutiles.

Normalmente las yarará se refugian en la base de las cortaderas, donde muchos se acercan para arrancar los penachos que forma la planta.

3 pensamiento sobre “Lo mordió una yarará y se salvó de milagro

  1. Stella Maris

    Acabo de leer esta nota y me horroriza pensar que en ese lugar y a sabiendas de que existen allí ofidios venenosos y que según ellos es muy común encontrarlos, no puedo entender por qué los hospitales o salas de primeros auxilios no cuentan con el suero antiofídico?? Y que las autoridades no hagan nada al respecto ESTO ES VERGUENZA NACIONAL YA!!!!!

  2. Omar Segovia

    Perdón pero no me quedó claro, era unaara yarará o no. Porque según la nota el señor estuvo grave y según el funcionario la falsa yarará no es peligrosa.

    1. Claudia

      Omar, la yarará que lo picó al señor no era la falsa yarará, simplemente el Dr Corti explicaba las diferencias entre una y otra. Gracias por consultar.

Los comentarios están cerrados