Qué se sabe del origen del COVID-19

      Comentarios desactivados en Qué se sabe del origen del COVID-19

En las redes sociales hay dos teorías que se baten a duelo: una de ellas asegura que el virus mutó de manera natural en un animal, la otra sostiene que fue creado por el hombre en un laboratorio pero ¿qué hay de cierto en todo esto?

El 17 de noviembre de 2019 sería la fecha del primer caso en el mundo del nuevo coronavirus y el paciente cero sería una persona de 55 años de Wuhan, China. Y a partir de ahí, lo que ya todos conocemos.

La propagación de la enfermedad llegando hoy en día a la infección de casi todo el planeta. Pero la pregunta aún sin respuesta es: ¿Cómo se originó el Covid-19? ¿Fue una mutación de un virus animal o fue ‘fabricado’ en un laboratorio?

Las primeras informaciones que circularon en varios medios de comunicación aseveraban que la enfermedad era transmitida por murciélagos y que el brote tuvo sus comienzos en un mercado de Wuhan donde se comercializaban animales para su ingesta, entre ellos murciélagos, víboras y mariscos.

Una de las razones que ponen en el foco de las sospechas a estos mamíferos, además de sus antecedentes siendo el origen de epidemias previas como el SARS y el MERS, es la capacidad que tienen por su sistema inmunológico a vivir con distintos virus sin enfermarse. Sin embargo, aún no se comprobó que también lo sean del nuevo coronavirus.

¿Y es posible que se haya creado en un laboratorio? La iniciativa de que el Covid-19 fue obra del hombre abarca una teoría consipirativa acerca de una guerra biológica entre potencias mundiales. Por un lado fabricado por Estados Unidos y Rusia para acabar con China, y por el otro gestado por el país asiático con el fin de destruir la economía de los países occidentales y así enriquecer sus propias arcas.

Pero un grupo de científicos desmintió la posibilidad de que el ser humano haya elaborado el virus en un laboratorio: “Pudimos determinar, a partir de decodificar el material genético del SARS-CoV-2, que es imposible que alguien pudiera haberlo creado en un laboratorio, sino que es producto de la evolución natural”, afirmó el doctor Robert E. Garry, profesor de la Universidad de Tulane, EE.UU a BBC Mundo. En tanto, lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud continúa estudiando y trabajando para descubrir el verdadero origen.

Fuente: BolaVip