Divisan un biguá en Mar de Ajó

El ave marina de unos 70 centímetros fue vista en la zona de residencias de la localidad balnearia. Si bien es cierto que este espécimen es habitué de América del Sur, sorprendió su aparición en el patio de la casa de un vecino marajense.

Hace algunos años atrás era más común encontrarse con la Phalacrocorax brasilianus -según la denomina su nombre científico- en el pueblo costero. En la actualidad, se la puede observar en lugares más alejados de la civilización y con menos intervención humana.

Lo cierto es que Carlos Jaime, se levantó una mañana fresca y al salir al patio de su casa en Mar de Ajó se encontró con este animal y no dudó en buscar su celular para registrar el momento. «Primer Biguá que visita mi casa en los 25 años que vivo acá», comentó el costero con entusiasmo en sus redes sociales.

Ahora bien, en las últimas horas creció el escepticismo acerca de la presencia de este tipo de aves también conocida como Cormorán o cuervo de de mar y algunos usuarios de las redes sostenían que se trataría de otra especie de común avistaje en la zona. ¿Será así?

La imagen difusa dificulta la óptima visión del ave que se posó sobre las ramas del árbol, sin embargo, consultado un especialista en ornitología, este dudó que se trate de la exótica biguá.

Aunque el experto fue precavido y no quiso arriesgarse a decretar de qué animal se trata porque no puede determinar a ciencia cierta su procedencia, deslizó la posibilidad de que sea un carrao o caraú. Animalejo que es visto con mucha más frecuencia en parte de la costa bonaerense.

Así y todo, por un lado el residente marajense argumentó que lo vio más de cerca y se trataría efectivamente de un biguá. Por el otro, el especialista en aves propuso que más bien sería un caraú.

En definitiva, les dejamos algunas de las características de ambos para que saquen sus propias conclusiones:

BIGUÁ

Ave marina de unos 70 centímetros, solitarias y de hábitos acuáticos. Su plumaje es negruzco y oscuro. Es frecuente verla volando sobre los lagos y ríos velozmente, al ras del agua con un vuelo recto y preciso. De vez en cuando llega a tocar la superficie acuosa con la punta de las alas.

CARAÚ

Tiene un largo de 66 centímetros, la envergadura alar es de 100 centímetros. El plumaje es bronceado con la cabeza y cuello grisáceo. Tiene las patas largas y el pico amarillento, largo y apenas curvo. Las alas son largas y anchas, vuela con las primarias separadas; la cola es corta.