La Fuerza Aérea trajo de regreso a 140 argentinos desde Perú

      Comentarios desactivados en La Fuerza Aérea trajo de regreso a 140 argentinos desde Perú

Dos aviones Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina que llegaron anoche y esta madrugada a la Base Aérea de El Palomar, trajeron de regreso a 140 argentinos que se encontraban varados en Cusco, Perú, a raíz de las restricciones impuestas para evitar la propagación del coronavirus.

Se trató del cuarto “puente militar” realizado por la Fuerza Aérea para el regreso de ciudadanos nacionales en el marco de las medidas de excepción dispuestas por el Poder Ejecutivo al cierre de fronteras y a la cancelación de todos los vuelos especiales que estaban programados para traer de regreso a argentinos desde el exterior.

En este caso, los dos Hércules partieron ayer a la mañana desde El Palomar hacia la ciudad peruana de Arequipa, hacia donde fueron trasladados por vía terrestre los argentinos que estaban en Cusco, para lo cual fue necesaria una gestión de parte de la diplomacia argentina con sus pares peruanos, que fue seguida de cerca por el canciller Felipe Solá.

El regreso de los argentinos varados en Perú, particularmente en Cusco, se torna sumamente complicado por la suma de tres aristas que dificultan la operación: por un lado, la imposibilidad de una operación aérea en la antigua capital del imperio Incaico, debido a la altura; por el otro, el toque de queda que rige en Perú y que impide todo movimiento que no sea específicamente autorizado; y, finalmente, porque el gobierno peruano solamente permite cuatro vuelos diarios sobre su espacio aéreo y son varios los países que tienen a sus ciudadanos en distintos puntos de Perú, indicaron fuentes aeronáuticas.

Fueron las gestiones entre ambos gobiernos lo que permitió que se pudiese concretar este operativo conjunto entre Cancillería y el Ministerio de Defensa, que concluyó con la llegada, poco antes de la medianoche de uno de los aviones Hércules y con el arribo del otro alrededor de las 2 de esta madrugada.

Todos los pasajeros fueron sometidos a un exhaustivo control para determinar si presentaban algún tipo de síntoma y, tras el aterrizaje, fueron derivados para el cumplimiento de la cuarentena obligatoria y el aislamiento preventivo dispuesto por el Ministerio de Salud de la Nación.

Fue el cuarto “puente militar” concretado por la Fuerza Aérea, ya que anteriormente dos Hércules C-130 habían traído de regreso a 170 argentinos desde Lima y posteriormente otro avión del mismo tipo, trasladó desde Arequipa a 71 argentinos que se encontraban en esa ciudad peruana.